Volver

Gestionar el rendimiento de su remolque mediante soluciones de mantenimiento pertinentes

Los programas de mantenimiento y reparación desempeñan un papel importante a la hora de garantizar que los remolques no fallen durante su funcionamiento, con el consiguiente impacto en los costes, los tiempos de inactividad innecesarios y los posibles incidentes.

A pesar de los últimos avances en la tecnología de los remolques, el fallo de los componentes es siempre una posibilidad. Si determina la mejor estrategia de mantenimiento para su flota de remolques, prolongará y maximizará de forma realista la vida útil de los mismos, al tiempo que mejorará el rendimiento de la inversión de capital.

Sin embargo, una cosa está garantizada: cuanto más tiempo esté un remolque fuera de la carretera, más le va a costar a su empresa.

Elegir bien

Elegir la estrategia de mantenimiento adecuada no siempre es un proceso sencillo.

  1. Mantenimiento reactivo: reparar su activo cuando se produce una avería

El mantenimiento reactivo es la forma más intuitiva de mantenimiento. Para simplificar, si algo se rompe en un remolque mientras está en la carretera, puede ser muy costoso. En la mayoría de los casos, el conductor tiene que ir al taller más cercano para mantener o reparar el activo, lo que, por desgracia, puede conducir a un tiempo de inactividad innecesario fuera de la carretera.

  1. Mantenimiento proactivo: enfoque de futuro

El mantenimiento proactivo, también llamado mantenimiento preventivo, es una filosofía de mantenimiento que tiene como objetivo evitar los fallos abordando las condiciones que pueden conducir a una avería. En otras palabras, el mantenimiento proactivo puede evitar fallos en los equipos y prolongar la vida funcional de sus activos. Además, si puede mantener sus líneas de producción en funcionamiento, también será más rentable.

Los operadores suelen emplear una combinación de estrategias de mantenimiento proactivo y reactivo para cubrir los distintos elementos de un remolque. Un régimen de mantenimiento reactivo, por ejemplo, funcionará eficazmente en componentes menores, como las bombillas, pero no tanto en componentes críticos, en los que el enfoque proactivo del mantenimiento es más apropiado.

 

Identificación de posibles problemas futuros

En términos sencillos, los remolques pueden dividirse en cuatro áreas clave de mantenimiento:

  • Chasis/estructura del remolque: fijaciones y elementos del bastidor, soldaduras, puertas, portones y rampas
  • Equipamiento del remolque: enganches, cadenas de seguridad, luces, señales y elementos eléctricos
  • Componentes del remolque: ejes, ruedas y frenos
  • Carrocería del remolque: depende de la especificación de la carrocería: caja, frigorífico, caja plana, caja de lona, etc.

Al centrarse en las funciones de estos componentes y en la mitigación de los riesgos en cada una de estas áreas dentro de un remolque, los operadores pueden identificar y establecer las salvaguardias de mantenimiento adecuadas para su flota.

Hacer que el mantenimiento de los remolques sea aún más relevante

Los operadores deben tener en cuenta otros dos factores principales:

  • El verdadero coste de los fallos de los equipos
  • La facilidad para controlar el equipo

El verdadero coste en tiempo real de las averías de los equipos debe tenerse en cuenta desde el principio. Uno de los principales costes asociados a los fallos de los equipos es, por supuesto, el tiempo de inactividad del remolque. Como ya se ha mencionado, cuanto más tiempo esté un remolque fuera de la carretera, más costará.

Pero el tiempo de inactividad no es el único factor a tener en cuenta en los costes totales de mantenimiento de los remolques. Los gastos de reparación, la seguridad y el impacto medioambiental también son preocupaciones que hay que tener en cuenta, especialmente si un determinado modo de fallo puede provocar lesiones a un empleado o a otras personas.

Una vez que se ha aplicado una estrategia de mantenimiento, no es el final. El segundo factor que hay que tener en cuenta a la hora de determinar una estrategia de mantenimiento de remolques es la facilidad de seguimiento. Las empresas deben evaluar constantemente el progreso del enfoque elegido y realizar los ajustes operativos necesarios a medida que se desarrolla el programa, si es necesario.

Y aquí es donde los últimos avances en tecnología han tenido un claro impacto en la práctica tradicional de mantenimiento de remolques, para bien.

El desarrollo de sistemas eficaces de control de la presión de los neumáticos (TPMS) y de sistemas electrónicos de control del rendimiento de los frenos (EBPMS), por ejemplo, han acortado la distancia entre el mantenimiento reactivo y el proactivo. Estas tecnologías de vanguardia proporcionan datos continuos sobre el rendimiento, literalmente las 24 horas del día.

Los avances tecnológicos en este ámbito del rendimiento de los remolques presentan información detallada en tiempo real sobre el rendimiento de los neumáticos y los frenos. Permite al personal de mantenimiento tomar decisiones informadas sobre posibles fallos en estos componentes críticos del remolque, con mucha antelación a cualquier posible fallo.

¿Por qué es importante cubrir todas estas necesidades?

El operador tiene la obligación legal de asegurarse de que sus remolques sólo salen a la carretera en condiciones realmente aptas para la circulación, de acuerdo con las leyes del país en el que están trabajando.

Las sanciones por gestionar una flota de remolques que no cumple las normas pueden tener consecuencias de gran alcance, no sólo financieras, sino en términos de prohibición de remolques, con la consiguiente pérdida de negocio. En el peor de los casos, los remolques mal mantenidos pueden incluso causar lesiones graves o víctimas mortales.

Por este motivo, es beneficioso para los operadores de flotas de remolques trabajar en estrecha colaboración con un proveedor experimentado, que tenga tanto los conocimientos como la experiencia en la gestión y el mantenimiento de flotas de remolques que cumplan todas las normas, no sólo dentro de su propia empresa, sino también en la gestión de los diversos requisitos de mantenimiento de su amplia base de clientes (y también de los no clientes).

 

En cualquier momento y lugar, el TIP está ahí.

Con más de 50 años de experiencia en el mantenimiento de su propia y extensa flota de remolques, las soluciones de mantenimiento de TIP están diseñadas para ofrecer a los operadores la máxima flexibilidad, dondequiera que los remolques estén en funcionamiento.

En la actualidad, la empresa presta servicio a sus clientes desde más de 120 ubicaciones repartidas en 18 países de Europa y Canadá, con expertos en el mantenimiento de todo tipo de activos, mediante el mantenimiento in situ y la asistencia en carretera, junto con programas telemáticos avanzados para el mantenimiento predictivo.

Hable con los expertos en mantenimiento de remolques de TIP hoy mismo: visite el sitio web de TIP para ver cuál es el taller de TIP más cercano a su negocio.

2022/04/13

Comparta este artículo de conocimiento

Actualizaciones de TIP

Reciba actualizaciones importantes de TIP!

Complete el campo a continuación y reciba noticias e información importante sobre TIP directamente en su bandeja de entrada

Al enviar este formulario, acepto que TIP procese mis datos de acuerdo con Política de privacidad de TIP.

Artículos de conocimiento relacionados

"Viaje sostenible: retos y soluciones"

La trayectoria de 1,5 C° fue el tema principal discutido durante la Conferencia de las Naciones Unidas s...

2022/03/24

"Cuando sea, donde sea, ¡le tenemos!"

Una red internacional permite atender bien a sus clientes desde cualquier lugar. TIP es una empresa paneu...

2022/02/18

"Los 5 mejores consejos para comprar un camión o remolque usado"

Comprar un camión o un remolque de segunda mano es una solución atractiva para muchas empresas, ya que ...

2021/12/16